Es recomendable ir al fisioterapeuta sin estar lesionado?

La labor asistencial del fisioterapeuta es más que conocida: atender a sujetos que han sufrido una lesión y ayudarlos a recuperar las capacidades, intentando, en la medida de lo posible, regresar a un estado similar al existente antes de la lesión.

Sin embargo, la labor preventiva de la fisioterapia deportiva es una herramienta eficaz para, precisamente, reducir el riesgo de que esas lesiones ocurran y, en el caso de que ocurran, que sean de menor gravedad. Así que vamos a exponer los puntos clave de la prevención de lesiones desde la fisioterapia:

La labor preventiva de la fisioterapia consiste en controlar los factores de riesgo que predisponen a lesiones. Dependiendo del deporte o ejercicio y de las características de la persona, el fisioterapeuta debe conocer mecanismos o gestos típicos que producen lesión para saber cómo se puede actuar para reducir el riesgo de lesión.



  • La existencia de lesiones previas en muchos casos puede ser un factor de riesgos para sufrir una recaída Puede ser por tratamiento inadecuado (o porque no se haya tratado), o bien porque la zona haya quedado débil o poco preparada para realizar esfuerzos. Por ello es importante hacer entrenamiento específico y recuperar la zona lesionada más allá de simplemente recuperar la movilidad y que no haya dolor. El entrenamiento de tipo propioceptivo y la readaptación al esfuerzo son claves.


  • Entrenamiento de tipo funcional, con elementos de desequilibrio y que se centren en entrenar el control de movimientos ayuda a que el cuerpo esté más preparado para responder a esfuerzos, desequilibrios e imprevistos.


  • El entrenamiento preventivo no es solo para deportistas de élite. Detectar desequilibrios musculares, alteraciones posturales, gestos erróneos o problemas de higiene postural es útil y necesario también en deportistas aficionados; incluso es posible adaptarlo para los esfuerzos cotidianos (tareas de casa, trabajo...).


  • Movimientos repetitivos y micro-traumatismos pueden ser origen de problemas. Por ejemplo, gestos con el ratón o teclado del ordenador, por ello los cuidados preventivos son útiles para un sector amplio de la población (no solo en el deporte).


Por ello acudir al fisioterapeuta sin estar lesionado puede ser útil, precisamente, para seguir manteniendo la salud y esquivar las lesiones.



Aunque quiero dejar claro que la intención de esta entrada no es medicalizar a todo el mundo y pensar que es necesario acudir al fisioterapeuta sin tener ningún problema de salud, pero si realizas un trabajo que requiera esfuerzo físico, o bien esfuerzos pequeños pero repetidos, o entrenas de una forma intensa, juegas partidos ocasionales con los amigos... Es posible que una visita temprana al fisioterapeuta para realizar un poco de fisioterapia preventiva te ahorre algún que otro disgusto

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo